VISITA NUESTRA GALERÍA DE IMÁGENES

"PARECE QUE
FUE AYER"

Por Miguel Ortiz

Soy Miguel Ortiz dibujante de cómic, soy el último de los primeros dibujantes de Condorito, pertenecí al equipo original de Pepo.

Pero al hablar de Condorito y su autor, Rene Ríos (Pepo), para mí parece que fue ayer.

Les contaré una breve historia mia para informarlos un poco sobre mi profesión y como llegue a Zig Zag que era en ese entonces la editorial más importante de América Latina.

Nací en Temuco el año 1937, a una cuadra del mercado en calle Aldunate.

Conocí los cómics practicamente por casualidad, mi abuelo los domingos en su biblioteca se encerraba a leer los periódicos, y yo iba a jugar allí porque tenía una alfombra verde en la cual yo jugaba con mis soldaditos de plomo, un domingo pongo atención en un suplemento con mucho colorido que bota al papelero, lo saque...

Y veo en primera página al Ratón Mickey, fue un encuentro que me llenó de entuciasmo, por el cómic y el impacto con los muñecos de Disney, que me llenó la cabeza de fantasías, además me despertó un interés por dibujarlos, en es tiempo yo tenía 3 años y medio, le pedí a mi mamá que me comprara unos block de dibujo para dibujar los personajes de Disney que fueron los que más me impactaron, a mi papá le pedí que me leyera los cómics, pero pronto se aburrió de hacerlo, hasta que le exijí me enseñara a leer, aprendí muy rápido porque quería aprender por mi cuenta.

Les resumiré el tema mío, porque a ustedes les gustaría saber más y más de Pepo que de mí, en el colegio el profesor jefe de preparatoria me pidió que haga el diario mural del curso, un día el Director del colegio vió el mural me felicitó y me pidió que haga el mural del colegio, cosa que me gustó muchísimo...

Un día le comenté a mi compañero de pupitre que me gustaría ver un dibujo mio publicado en el Diario Austral, David, así se llamaba mi compañero de pupitre, me dice: "Porque no llevas en una carpeta tus dibujos y se los muestras, a lo mejor te publican uno", el Director me recibió y me dijo: "Me gustan tus monos, si me traes una carta de tu mamá te contrato, cuando salgas del colegio aquí tomas once, haces tus tareas y te vas al Departamento de Arte, allí trabajarás con el equipo de arte del periódico".

Así estuve un buen tiempo, pero, nunca me encomendaban un dibujo, solamente me tenían pintando fondos negros, un día, antes de Navidad, me encomendaron que hiciera un viejo pascuero, que fue publicado como mi primer dibujo, el que pude ver en el diario publicado...

"Pasó el tiempo, estuve haciendo los anuncios para los cines..."

Pasó el tiempo, estuve haciendo los anuncios para los cines que se publicaban en el diario, luego pase a trabajar a Establecimientos Gesman como publicista, en esa época recibo una carta del Diario Clarín de Santiago, iba a cumplir 18 años y decido viajar a Santiago, desoyendo todo lo malo que me hablaban de la gran ciudad.

Cuando me presente, en Santiago, el Director de apellido Murillo, me recibió muy bien, me dió la bienvenida, me dió una semana para que piense si me quedo en el periódico, yo llegué un día lunes y el viernes tenía que dar mi respuesta, de un cajón del escritorio sacó como seis periódicos diferentes y me dijo que los vea en el hotel, cuando llegue al hotel que quedaba en pleno centro...

Lo primero que hice en la habitación fue ver los periódicos, casi se me cae el pelo cuando los vi, estaba lleno de crónicas de asesinatos y robos, me dieron ganas de regresarme de inmediato, no dormí pensando en mi desición del día viernes, pero estaba en Santiago, la ciudad de Zig Zag.

Ese viernes me quedé y el Director me presentó a Marcos Correa, Gerente del Departamento de Avisos Comerciales.

Los anuncios eran pequeños, de 5 x 1 columna, querían que yo los hiciere entretenidos, ya que, el dibujante que tuvieron antes los hacía todos en fondo negro y con letras blancas.

Yo los empece a hacer con dibujos graciosos, los periodistas me decían: "Huasito, cuales son tus planes en Santiago", yo les decía: "Trabajar en Zig Zag", ellos se morían de la risa, nosotros hemos tapado de currículum a Zig Zag y no nos dan la hora.

Un día viernes, yo ya tenía varios meses trabajando en el Clarín, me llegó un telegrama que cuando yo lo ley pensé: Que era una broma de mal gusto de los periodistas, se me ocurrió preguntarle a la Secretaria, lo vio y dijo: "Oye esto es Zig Zag (Avenida Santa María 076)", pense en romper el telegrama, pero luego se me ocurrió, si estos periodista empiezan a llegar a las 12 del día, voy a ir, llegué a la dirección del telegrama, le pregunte al portero si de allí me habían enviado el telegrama, miro un cuaderno y me dijo que subiera al segundo piso y hablara con la Secretaria, la cual me dijo: "Venga por acá, Themo Lobos lo esta esperando", ella me presentó a Themo, le iba a mostrar mi carpeta pero el me dijo: Que ya conocía mi trabajo por eso me llamó, "mira yo quiero que seas mi ayudante, tienes que diagramar las páginas, hacer letras, dibujar y pasarle tinta a los monos, si me dices que te quedas ahora te contrato", yo le dije que me quedaba, nunca fui a cobrar el último mes de sueldo del periódico.

"Themo fue un gran maestro para mí,..."

Themo fue un gran maestro para mí, a él no le gustaban esos cómics hechos a la pacotilla, llenos de primeros planos, nuestro trabajo era salvar lo máximo de las 200 mil suscripciones que tenía El Peneca, en esa época todas las revistas chilenas tenían un continuará, el público estaba cautivo, la Editorial Novaro de México, en los años 50, invade de la noche a la mañana, todos los kioskos de Chile con historias completas, Tarzan, Flash Gordon, El Llanero Solitario, La Pequeña Lulu, Roy Rogers, El Principe Valiente, etc, con Themo trabajamos duro en el tema, a Themo se le ocurrió ponerle al Peneca: El Intrepido Peneca, para salvar las suscripciones, pasó el tiempo, Pepo y yo eramos los primeros en llegar a la empresa, el era muy cumplidor, y yo era un hombre que se sentía afortunado, Zig Zag para mi era como un sueño.

Un día Pepo se acerca a mi mesa, y me dice: "Trabaja tranquilo nomás", yo en ese momento estaba dibujando una página de cómic para la revista Rocket, de la cual él era el Director, yo transpiraba de puros nervios, estaba frente al gurú de la época, me dijo vas a tener noticias mías, esa tarde llegó Nato, me dijo: "Pepo te invita al Nuria, vamos a ir varios dibujantes, te conviene".

Después de comer en el Nuria me dijo: "Quieres trabajar conmigo en esta publicación" y sacó de una carpeta una hermosa maqueta de Condorito que le hicieron en el Departamento de la Editorial.

Yo le dije que Themo me trajo a la empresa, "Lo se Miguel pero lo que te estoy ofreciendo es que trabajes conmigo freelance", yo le dije que de esa manera acepto, "Los lunes hacemos reuniones creativas", me dijo: "Son a las 8, todos los lunes", yo le dije que a esa hora entrego el material de la revista Rocket al taller, "bueno haré dos reuniones, una a las 8 y la otra a las 10, con la mitad del equipo", todo estaba funcionando perfectamente hasta que un día llegó Themo temprano, yo en ese momento estaba en el taller revisando la impresión de Rocket y cuando regresé vi que no estaba la carpeta de Condorito y la Secretaria me dijo que...

Themo se la llevó a Pepo, el cuento es que Themo regresó furioso y me dijo: "Miguel hasta aquí no más llegamos ¡Quedas despedido!" Tomé mis cosas y me fui pero en la calle sentí unos gritos de mujer, era la Secretaria de Pepo que me alcanzó y me dijo: "Pepo quiere hablar contigo".

Pepo me dijo: "Siento lo que pasó con Themo, interpretó mal, mi intención no era interferir en sus proyectos, bueno supe que Themo te despidió pero yo te contrato nuevamente", eso me dió un alegrón, ya que, me había acostumbrado a Zig Zag. Pepo era un hombre de muy buen corazón, para esa navidad invito a todos los dibujantes a una once en el casino de la empresa y por supuesto a Themo con el que nos dimos un gran abrazo y seguimos amigos como siempre.

Un día Pepo me pregunta: "¿A que edad empezastes a trabajar profesionalmente Miguel?", yo le dije que a los 13 años en el Diario Austral de Temuco, él me dijo: "Te gané, yo empecé a los 12 en el Sur de Concepción", Pepo nació en Concepción en 1905, en el periódico hacía caricaturas de los políticos de la época, a la hora de once decía: "Vamos a tomar once, yo invito", ibamos siempre los mismos, a veces iba con nosotros Abel Romero, lo hacíamos porque se nos agarrotaban las piernas de tanto estar sentados donde ahora hay una biblioteca, atravesando el Mapocho había una casa estilo alemán donde tomabamos chocolate caliente con un pedazo de strudel (un pastel alemán), pero nos hacía caminar como seis cuadras para ir a ese lugar, a él le gustaba, un día le pregunte, estando alrededor de una rica taza de chocolate, como se le ocurrió dibujar a Condorito, y nos dijo que cuando Disney vino a Chile le recibieron con una invitación a almorzar en la casa del Embajador norteamericano, junto a Disney, y además en esa oportunidad el Embajador les comunicó quer Jorge Delano (Coke) sería el anfitrión de Disney, ya que, él era...


"Sobrino directo del Presidente Franklin Delano Roosvelt,..."

...sobrino directo del Presidente Franklin Delano Roosvelt, su padre era hermano del Presidente, casado con una chilena, metido en el tema del transporte aéreo.

Disney le dijo a los dibujantes que los invitaba a una cena al Hotel Carrera como despedida de Chile, además les pidió que llevaran dibujos, en su discurso de esa noche les dijo que jamás se imaginó que en Chile hubiera dibujantes tan buenos, les ofreció poner una oficina, hacer una película, la película se hizo pero se llamó Los Tres Caballeros, en la cual los actores eran: Un gallo (por México), un loro (por Brasil) y un pingüino (por Argentina), Chile fue representado por un avioncito en un corto al final de la película que venía de Mendoza con una carta para Coke, Pepo salió indignado del cine, todos pensaron que era de envídia, pero la indignación era porque el avioncito, aunque simpático, no representaba a Chile (Cuando murió Disney en los 60, su hija mayor viajó a Chile, y trajo a Zig Zag la representación de Disney, la cual fue dirigida por Elisa Serrano), volviendo al tema de Pepo, él era un hombre super amable con las personas y una de sus cualidades, no era ambicioso, cosa que transmitió a toda una generación de su época, siempre atendía a los dibujantes que le llevaban su portafolio y les corregía sus dibujos y les pedía que en varios meses fueran para mostrarle sus avances (Cuando estuvo Disney en Chile le pidió a Pepo que le hiciera una caricatura de él y se la llevó a Estados Unidos, dijo que era un trofeo para él según nos contaba Pepo). Yo tengo una réplica de esa caricatura y fotos con los dibujantes de la época en la revista Topaze.

Cuando regresó Pepo a Chile, él venía de Miami, y yo de Caracas, practicamente vinimos juntos, lo primero que me dijo después de darnos un abrazo: "¿Habrán dibujantes de cómics en Chile?", yo me hice muchas veces esa pregunta estando en Caracas, compraba revistas chilenas en Sábana Grande, un boulevard que había en la ciudad, y no encontraba nada.

"Tenemos que hacer algo Miguel", me dijo, yo le dije que lo iba a invitar a una reunión con los dibujantes chilenos, la primera vez asistió, fue en el Hotel Foresta de la familia Vallejos (Barrabases), primero en el bar Don Rodrigo por gentileza de Guido, luego en la comida se planteó hacer una revista mensual con veteranos del cómic y gente nueva pero ese proyecto no resultó por motivos que no creo conveniente mencionar.

A las reuniones asistían: Abel Romero, Guido Vallejos, Nelson Soto, Jimmy Scott, Oscar Vega, Máximo Carvajal, De La Barra, Nato, etc.

ASODICH (Asociación de Dibujantes de Cómics de Chile) se fue quedando sin socios fundadores, Pepo se fue el 2000 y quedamos los más porfiados: Jimmy Scott, Lugoze y yo.

Hay muchas cosas más que se me quedaron en el tintero.

Expo-Comic y Multimedia es lo que me va quedando, nació para apoyar a los jóvenes chilenos, a jugar en las grandes ligas.

FIN

VISITA LA GALERÍA

Más de 1.000 biografías de dibujantes, nacionales e internacionales, que han estado en CHILE...

https://www.virtualnovenoarte.cl/index2.htlm
 

.